Reunión del superestado económico Boliviano

 
  No cabe duda que las transnacionales petroleras se han organizado, en Bolivia, como un poder paralelo, arbitrario y plenamente vigente. Toman decisiones por consenso y se adelantan, regidas únicamente por sus intereses particulares, a determinaciones que se supone son privativas del Estado y una prerrogativa de las instancias de gobierno y finalmente de la voluntad de la nación misma cuando efectúan aspectos vitales a la existencia del país. 

Las petroleras, British Petroleum, British Gas, Pacific LNG, Total-Fina, Maxus, Shell, Chaco, Amoco, Andina, etc., sostuvieron en Santa Cruz una reunión de importancia, para evaluar la técnica y económicamente el desempeño de cada empresa, haciendo hincapié en el estudio integral de todo el sistema de distribución existente en el país, de los oleoductos, de los gasoductos y poliductos. 

La evaluación técnica determinó el estado actual de las tuberías, su capacidad de transporte, las estaciones de bombeo y compresión, así como el estado de las sendas, cruce de ríos, puentes, cerros, quebradas, poblaciones, etc. 

Por supuesto que se ha analizado el medio ambiente, pero si el gobierno no dice nada el problema se mantiene como está. 

En principio se habría acordado, modificar el trazado de la tubería de 42” desde Margarita- Tarija al puerto chileno de Patillos. Se centralizará la actividad en Santa Cruz, en Río Grande, para desviar mil millones de pies cúbicos de gas al Brasil y mil setecientos millones de pies cúbicos de gas a California, utilizando una salida por Iquique. 

Por otra parte, los licuables de los pozos gasíferos, como el propano, butano, etc., así como los licuables de las refinerías serían transportados a través del OSSA (Oleoducto Santa Cruz, Sica Sica, Arica) en una cantidad que oscila entre 50 y 60.000 barriles por día. Para este objeto el oleoducto Carrasco- Cochabamba será interconectado con el OSSA. 

De Tarija saldrán 3 gasoductos: YABOC de 24” que se interconecta con el gasoducto de 32” de los pozos de San Antonio y San Alberto que va al Brasil, y el nuevo gasoducto de 36” que transportará el gas del pozo Margarita. 

Todo el sistema de gasoductos y oleoductos se manejarán utilizando la tecnología más avanzada de CONTROL REMOTO, es decir, por intermedio de un satélite. La central se instalará en Río Grande con una repetidora en U.S.A., así se podrá controlar a distancia muchas variables como la temperatura, presión, volumen, funcionamiento de motores y compresoras, bombas, encendido y apagado de motores, apertura y cierre de válvulas, control de los sistemas de seguridad y otras variables para conseguir un funcionamiento normal. Este sistema reduce notablemente la mano de obra, porque cada estación tendrá apenas un sereno. 

En cuanto al precio, deciden las petroleras mantener en principio el 18% de 0.70 dólares US por millar de pies cúbicos para el gas natural. Para los licuables y el petróleo no se ha definido el precio, pero la decisión tentativa se mantiene en reserva por razones obvias. Para aclarar diremos que el ingreso por la venta de 50.000 barriles por día de licuables es de 1,500.000 $ US, que beneficiarán exclusivamente a las petroleras, sin ninguna participación de Bolivia. 

En esta reunión se ha confirmado la existencia de 77 trillones de reservas probadas de gas en Bolivia, lo que alentaría la inversión y la búsqueda de mercados a corto plazo, para mejorar el “negocio del siglo” de las transnacionales petroleras y nosotros seguir siendo pobres. 

Se ha dado a conocer que el “gobierno capitalizador” habría aceptado reconocer participar con el 49% del capital de inversión, que ha sido ya fijado en 7.000 millones de dólares US. Si se confirma este nuevo atropello al país, no sabemos como el pueblo empobrecido podrá amortizar semejante capital, mas los intereses. Será del 18% de la venta en boca de pozo, o del fácil expediente de incrementar los impuestos nacionales?. Si el 18% se destinara a este pago, afectando a Tarija, Beni y Pando, se necesitarán 60 años para amortizar sólo el capital. 

Caben algunas reflexiones antes de finalizar este documento. Será posible creer que la elección del puerto no está decidida?. Decidida, por quiénes?. La comedia que monta el Ejecutivo: estudios para la elección del puerto; 1,50 $ US precio del gas natural en boca de pozo por mil pies cúbicos (versión Illanes); etc... tiene otro objeto que desorientar a la opinión pública?. A cuanto alcanza la danza de los dólares para adormecer la conciencia de los que deben tomas las decisiones? Quiénes hacen el gasto? Quién puede desmentir la información que trae este documento, acaso podrá ser el desarrollo de los acontecimientos?. La historia de Bolivia seguirá siendo tan benévola como hasta hoy?. Será que la impunidad tiene en el país carta de ciudadanía, hasta cuando?. Nos duele conocer y dar a conocer la verdad, deseamos que los acontecimientos que vendrán sean analizados crítica y oportunamente, por la nación lealmente informada. Que el pueblo conozca la realidad y defienda su porvenir. 

ADDENDUM.- El desarrollo del complejo problema gasífero ha mostrado giros de evolución inesperados, de modo que, los párrafos precedentes aparecen superados a la luz de los acontecimientos últimos: 

1. Renuncia del ministro Illanes.
2. Retorno a Chile del cónsul general en La Paz, Pérez Yoma.
3. Emigración de los personeros de la empresa Pacific LNG.
4. Aparente fracaso de exportación del Gas Natural boliviano por el puerto de Patillos al mercado de California- USA.
5. Triunfo de la coalición USA, Reino Unido en la guerra de Irak, control de los hidrocarburos en el Golfo Pérsico.
6. Pérdida de autoridad y desorientación del Gobierno después de los acontecimientos del 12 y 13 de febrero p.p.


Sin embargo, detrás de todo esto, mantenemos el convencimiento que la presa del Gas Natural Boliviano sigue siendo valiosa, lo suficiente para no ser abandonada por las transnacionales que se embolsillaron el negocio del siglo en Bolivia. 

No debemos perder de vista, la vitalidad de estos negocios, para nosotros creer a pie juntillas que el proyecto de gas por Chile haya realmente muerto, significaría que Chile renunciaría a desarrollar el norte de su territorio actual a costa del Gas Natural boliviano, sería creer que las transnacionales asociadas a la Pacific LNG se resignarán a perder un negocio bien calculado, que a partir del octavo año, lapso de recuperación total de su inversión, renuncien a 1800 millones de dólares anualmente hasta la conclusión de nuestras reservas en los 20 años de duración del convenio. 

Significará que nuestros gobernantes desaprensivos, renuncien al rol al cual estaban predestinados por la fuerza del destino: someterse dócilmente a las determinaciones de las clases hegemónicas de Chile. 

No nos sorprende que en la edición de hoy 14-IV-03 de Los Tiempos, aparezca la noticia de que nuestras reservas actuales se elevan a 79.1 trillones de pies cúbicos de reservas probadas, probables y posibles. Corrobora, del mismo modo, una información reciente de haberse descubierto en el departamento de Chuquisaca ricos yacimientos gasíferos, comparables a los de Tarija, actualmente en explotación. 

En el panorama actual, destaca como solución la producción de GTL, propiciada por nuestras publicaciones anteriores en el caso de surgir la opción de no exportar nuestro Gas Natural. Se nos hace la advertencia de que es un requisito que el precio de los agregados no descienda por debajo de 25 $ US el barril, para hacer rentable la producción de diesel limpio sintético, proveniente de GTL, aparece esta afirmación en la línea de argumentos que surgieron una y otra vez para aterrorizar la opinión pública nacional, igual que aquella de los plazos fatales y perentorios que esgrimía el Gobierno anterior de Quiroga Ramírez. 

La consigna es mantener alerta la opinión pública nacional y dispuesta a la defensa de nuestros recursos naturales que son una riqueza que pertenece a todo el pueblo de Bolivia. 
   
  Autores: Oscar A. Quiroga, Hernán Soria
  Volver