Carlos Laredo Flor

  Carlos Laredo Flor es uno de los artistas bolivianos más destacados , ha dedicado su vida a la música, alcanzando en Europa como ejecutante del violín, la alta jerarquía de Konzertmeister (Maestro de Conciertos) y fue durante 27 años, Primer Violín de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Basilea, una orquesta que goza de ocupar uno de los primerísimos lugares en la vida de la música clásica de Suiza. 

Carlos Laredo Flor, nació en Cochabamba, el 6 de noviembre de 1943, en el seno de una familia que ha dado al país lo mejor que tiene en el arte musical, sus padres fueron Luis Laredo Quiroga y doña Blanca Flor Medina. 

En nuestra ciudad inició su formación musical, eligiendo el violín estudia con Carlos Flamini, en 1960 su familia decide radicar en Buenos Aires, Carlos Laredo tenía entonces 16 años de edad. 

Buenos Aires tiene el privilegio de ser en Latinoamérica la ciudad que posee la más elevada cultura musical. el Teatro Colón está incorporado en el circuito internacional, visitado por los más gandes intérpretes y directores de la música clásica. Este medio es el que va a forjar al eximio violinista Carlos Laredo. 

Carlos cursa estudios teóricos en la Escuela Superior de Arte del Teatro Colón y en el Conservatorio Nacional de Música. 

De 1960 a 1962 estudia violín con el destacado Maestro Carlos Pessina, eximio violinista, al que en una noche memorable en el Colón, el inolvidable gran director Arturo Toscanini, intensamente emocionado por su interpretación, le obsequia la batuta con la que dirigió el concierto. 

Laredo también recibe lecciones del gran Maestro Chumachenco, de 1963 a 1964, Carlos tiene casi la misma edad de los hijos de su Maestro y comparten reuniones musicales, con Nicolás que sería más tarde ganador del Concurso de Violín Tschaikovsky en la Unión Soviética y con la hija Ana, a su vez ganadora del Concurso de Violín Reina Elizabeth de Bélgica. Carlos Laredo, igualmente ganó el Primer Premio del Concurso de Violín Pablo Sarasate en España, así Chumachenco fue maestro de una pléyade de jóvenes virtuosos de la música. 

De 1964 a 1970, realizó estudios con el incomparable Maestro Ljerko Spiller, de quien es considerado un alumno no sólo brillante sinó también de exquisita musicalidad, con Spiller realizó igualmente estudios de perfeccionamiento de música de cámara. 

Con Alberto Lisy fundan la afamada Camerata Barriloche, incorporando lo más selecto de los intérpretes de Argentina, la agrupación viene a constituir el conjunto de Música de Cámara más importante de América latina. 

Fue becado en varias oportunidades por el Mozarteum Argentino, participando bajo sus auspicios en diversos Festivales Internacionales de Música de Cámara. 

Fue concertino de la Orquesta Juvenil de Buenos Aires, integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional y de la Filarmónica como primer Violín. 

Concertino del Ensemble Musical de Buenos Aires, prestigioso conjunto con el cual realiza giras de conciertos por Norte, Centro y Sudamérica, actuando de solista. 

En 1970 Laredo se traslada a Europa. En Lisboa, formó parte de la Orquesta de Cámara de la Fundación Gulbenkian, con la cual realizó giras como solista por Suiza, Francia, España y Africa. Becado por esta Fundación, realizó estudios de virtuosismo con los Maestros Tibor Varga, Nathan Milstein y Franco Gulli. A este periodo corresponde una gran actividad como violín solista en USA. 

En 1973 ganó el concurso de Konzertmeister y la titularidad de primer violín de la Orquesta Sinfónica de Radio Basilea, con una larga y brillante trayectoria de casi 5 lustros finalizan el 2000 sus actuaciones, año en el que se traslada a residir nuevamente en Buenos Aires, desde la capital argentina hace viajes periódicos a nuestro país, ofrece conciertos con el Trío Apolo en Cochabamba, brindando la oportunidad de escuchar la excepcional calidad musical de sus interpretaciones 

Carlos Laredo actuó como solista bajo la batuta de los Maestros: Teodoro Fuchs, los argentinos Mario Benzecry y Pedro Ignacio Calderón, ambos a su vez, ganadores del Primer Premio del concurso Dimitri Mitropoulos en Nueva York, completan la nómina: Hans Schneidt, José Rodriguez Fauré, Charles Ketchum, Werner Andreas Albert, Michael Corbóz , Mathias Bamert y Rudolf Barshai designado Artista de Honor de la Unión Soviética, que con David Oistraj y "Slava" Rostropóvich, formaron el trío más prestigioso del mundo. 

Laredo actuó varios años como solista de la Orquesta de Cámara "La Follia" realizando numerosas grabaciones, igualmente en Basilea se integra como primer violín de un quinteto y también formando parte de un trio de cuerdas. 

En los útltimos años de su estadía en Suiza comenzó a realizar actividad docente en Basilea. 

Para concluir esta reseña del artista, dedicaremos las últimas frases a la carismática personalidad de Carlos Laredo Flor. Goza de un caráter jovial,de un espíritu bondadoso,abierto y franco, cultivado en un refinado humanismo, está rodeado de afecto, porque él irradia amistad.
  Autor: Oscar A. Quiroga A
  Volver