Resumen de la reunión CXXII – Asociación Boliviana de Cirujanos, Año 2012
Disertante: Dr. MED. Oscar A. Quiroga A. - Neurocirujano

Se expone un caso que trata de un Aneurisma Roto de la bifurcación del Sifón Carotideo, en una niña de 8 años de edad, la paciente al descender un pequeña escalera sufri6 una violenta cefalea y pérdida de conocimiento, el pediatra que colaboraba con mi equipo me comunicó telefónicamente que, reunida la junta de médicos, opinó que se trataba de un cuadro producido por amebas, diagnóstico que no compartía y consultaba mi opinión.

Mi respuesta telefónica fue que se trataba: de un Aneurisma Roto y Hemorragia Subaracnoidea.

Su intimación debía ser inmediata en mi Servicio de Neurocirugía, en el Hospital Viedma, para verificar por punción lumbar la Hemorragia Subaracnoidea e iniciar el estudio angiográfico, localizar el Aneurisma, conocer sus característica y determinar su naturaleza.

Internada la paciente S.V.M, la punción lumbar demostró la Hemorragia Subaracnoidea y el estudio angiográfico un Aneurisma del Sifón Carotídeo.
El estudio se hizo con inyección carotídea bilateral con compresión de ambas carótidas para estimar la circulación vicariante de la comunicante anterior, la inyección de ambas cerebrales anteriores y de las cerebrales medias, identificar en el primer segmento de la Cerebral Anterior la arteria de Blumberg que irriga el Hipocampo y núcleos motores profundos.

El resultado fue el diagnóstico de un aneurisma del Sifón Carotideo. Hay un Timing para operar y dos criterios; Operar entre los 2 a 4 primeros días después de la ruptura aneurisma o bien operar entre la tercera a cuarta semana como recomiendan Norlen y Olivecrona, para evitar la cirugía durante el sangrado, que puede terminar con el fallecimiento del paciente.

Nosotros optamos por operar después de la tercera semana
El Dr. J. Rollano fue el anestesista, se operó con hipotermia e hipotensión, disponiendo de 11 minutos para la operación radical del aneurisma, el ayudante de cirugía fue J. Villarroel cirujano general de gran experiencia e intuición. Al abordar el saco aneurismal., como es frecuente, se reabrió el sitio de ruptura, produciendo una intensa hemorragia que inundo completamente el campo, el ayudante mantuvo el aspirador y me permitió utilizar un segundo aspirador para conseguir visibilidad, abordar el saco aneurismal, y colocar un clip desmontable en el Sifón Carotidio. A partir de este momento, corrían los 11 minutos.

Con el campo exangüe intente colapsar el saco aneurismal con clips de plata mas largos y anchos, queriendo formar con los mismos una corona que aislara el cuerpo del aneurisma.

Pasaron 6 minutos y retirado el clip desmontable, observé la persistencia del sangrado, por lo que retiré el clip desmontable.

Entonces decidí clipar el cuello del aneurisma, y el lugar de origen de la Cerebral anterior, juntos con un solo clip.

Luego de 9 minutos, retirado el clip desmontable colocado en el sifón, el campo operatorio lució limpio de sangre

Concluyendo la etapa de cirugía de aneurisma, procedimos a la sutura del scalp (cuero cabelludo).
En el post operatorio la paciente presento un grado pstosis en el párpado izquierdo, el mismo que desapareció en pocos días; también se presentó una hemiconvulsión facial derecha, y alguna s convulsiones generalizadas, que fueron controladas con Epamin tabletas, tres veces al día, que debía mantenerse durante varios años.

La infección en el punto de sutura del scalp cedió al tratamiento de antibióticos y la paciente volvió a realizar sus actividades normalmente: regresó a sus estudios, profesionalizándose, y trabajando hasta su jubilación.

Conclusiones.- Interpretamos que la circulación vis a tergo que debía producirse desde la comunicante anterior provocó isquemia temporal de la arteria de Blumberg y vías motoras profundas, la misma que se compenso de a poco.

Recomendaciones.- Para finalizar citamos las opiniones de Marcel David y Alfonso Asenjo, que opinaban que la cirugía radical de estos aneurismas producía más mortalidad que la evolución espontánea del aneurisma, por cuanto proponían la ligadura de la carótida interna.

Este procedimiento fue experimental, y se aplico debido a la urgencia de la situación, quedando sujeto a evolución para posteriores intervenciones en casos similares.

Agradecimientos.- Los profesores Asenjo y Marcel David, me enseñaron a pensar con libertad para resolver problemas complejos, permitiéndome apartarme de los criterios que sostuvieron en el ámbito de procedimientos quirúrgicos.

 

Publicaciones

 

Siguiente Caso



Misión: Somos un grupo de Investigación y Desarrollo, cuyo propósito es difundir Estudios de diversa índole, apoyando las iniciativas de Profesionales e Investigadores de Bolivia.

  GEDENABOL
  Volver